Dharavi Slum
la otra cara de mumbai

Mumbai, cuyo nombre procede de la diosa hinduista Mumba Devi, es la capital del estado de Maharashtra y está conformada por la unión de varias islas en el mar Arábigo, ganando terreno al mar.

CONOCIENDO MUMBAI

Anteriormente llamada Bombay, es la ciudad más poblada de India y la cuarta en el mundo. Es también la más rica de su país. La ciudad es el principal centro económico de la India y alberga a una de las mayores industrias cinematográficas del mundo.

Siendo una ciudad cosmopolita, representa un importante centro cultural que cuenta con numerosas universidades, teatros, museos y galerías. De Mumbai se dice que nunca duerme.


La arquitectura de Mumbai es una mezcla de estilos de renacimiento gótico y diseños contemporáneos. La principal estación de trenes, la Chhatrapati Shivaji Terminus (anteriormente Estación Victoria)  ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad al igual que los edificios de estilo victoriano y art-decó en South Mumbai. 

Mumbai sería el "sueño americano" de India, donde los migrantes buscan oportunidades de negocios y empleo y donde los  aspirantes a convertirse en las nuevas celebridades del cine acuden desde todo el país. Esta rápida expansión ha dado lugar a problemas habitacionales, la vivienda es escasa y su costo es excesivamente alto, razón para que un 50% de sus residentes se vean obligados a habitar en los barrios marginales de la ciudad llamados “slums”,  esto es alrededor de 10 millones de personas viviendo sin servicios básicos.

Con la laureada película  “Slumdog Millionaire” (2008) esta realidad se hizo conocida en todo el mundo. Dharavi (foto de portada) sirvió como locación de varias de sus escenas.

En la siguiente foto puede verse al Taj Palace, un hotel de lujo, ícono de Mumbai.


DHARAVI SLUM

Dharavi es el barrio pobre más grande de Mumbai en términos de densidad, con un millón de personas viviendo en 1,7 km cuadrados.  Es el segundo más populoso del mundo después de Orangi Town en Pakistán. Es también el barrio de chabolas más alfabetizado del país, con una tasa del 69%.

En el siglo XVIII, Dharavi era una isla de manglares y  un pueblo poblado habitado por pescadores Koli hasta que en 1887 recibió la industria del cuero, una de las más contaminantes, desde  Mumbai  peninsular.  La manufactura del cuero es típicamente una profesión de las castas hindúes más bajas y de indios musulmanes.  Además también comenzó a recibir a los Kumbars, una gran comunidad de alfareros de Gujarat.

El gobierno colonial les otorgó un contrato de arrendamiento de tierra de 99 años en 1895. Los migrantes rurales que buscaban trabajo llegaron a Mumbai y su población se disparó a más de 1 millón. Otros artesanos, como los trabajadores de bordado de Uttar Pradesh, comenzaron el comercio de prendas confeccionadas. Estas industrias crearon empleos pero no hubo ningún esfuerzo gubernamental para planificar o invertir en ninguna infraestructura en o cerca de Dharavi. Las viviendas y las fábricas de pequeña escala crecieron al azar, sin provisiones para saneamiento, desagües, agua potable, carreteras u otros servicios básicos. Pero algunas comunidades étnicas, de casta y religiosas que se establecieron en Dharavi en ese momento ayudaron a construir el asentamiento, formando organizaciones y partidos políticos, construyendo escuelas y templos, casas y fábricas. La primera mezquita de Dharavi, Badi Masjid, se erigió en 1887 y el templo hindú más antiguo, Ganesh Mandir, se construyó en 1913.

Pronto Dharavi se vio rodeado por la ciudad y se convirtió en un centro clave para la economía informal. A partir de la década de 1950, se sucedieron periódicamente varias propuestas para los planes de reurbanización de Dharavi pero la mayoría de estos planes fracasaron debido a la falta de apoyo financiero y político.

 La Sociedad Cooperativa de Vivienda de Dharavi se formó en la década de 1960 para elevar la vida de miles de habitantes por iniciativa de Shri. M.V. Duraiswamy, conocida trabajadora social y líder de congresos de esa región.

Dharavi, que ocupa una de las tierras más cotizadas y codiciadas de Mumbai,  es su corazón productivo.   Sus calles estrechas esconden más de 15,000 fábricas de una sola habitación.  Una importante actividad es el reciclaje de para convertirlos en reutilizables;  estos trabajadores,  orgullosos, nos dicen que son quienes limpian India. 

Fábrica de jabón industrial

Teñido de ropa

También en Dharavi se concentran decenas de curtiembres que transforman la piel, en su mayor parte de cabras, en indumentaria, zapatos y carteras  vendidos por sofisticadas marcas europeas a un precio multiplicado por miles en su  valor.

El volumen de negocios total (y en gran parte del trabajo informal) se estima entre 650 millones a 1 billón de dólares por año, mientras que el ingreso per cápita de los residentes varía entre U$S 500 a U$S 2000 por año.

Nos propusimos incluir Dharavi, porque forma parte sustancial de Mumbai  y gracias a contactarnos con Mohammad,  un joven estudiante de Sociología, nativo del barrio donde reside junto con su familia. Según agrega, también enseña inglés en forma gratuita a niños de su comunidad pero no es el único, existen distintas ONG’s que se encargan de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, proveyendo de actividades educativas y de recreación a niños y jóvenes:   cricket, yoga, pintura, música y otras. 

Para ingresar a Dharavi se debe atravesar un puente peatonal y se accede a su calle principal, Es como una pequeña ciudad con sus escuelas, mezquitas, templos, bancos, comercios, puestos de comida y un mini-cine.  Al adentrarse las calles se convierten en callejones, algunos muy oscuros, otros muy estrechos,  por otros es necesario caminar con cuidado de los cables de electricidad que cuelgan a baja altura. Niños curiosos salen de las viviendas-habitaciones  a saludar asombrados, con esas cálidas sonrisas de India, difíciles de igualar.

Los baños son pocos y de uso comunitario.

Nos cuentan que a los habitantes de Dharavi no les gustó la película “Slumdog Millionaire” porque dice que refuerza prejuicios (pobreza como sinónimo de delincuencia) y deja  por fuera la historia de trabajo duro, organización y esfuerzos de su millón de habitantes. 

India es ciertamente un mundo de contrastes y las dos caras de Mumbai revelan , sin ocultamientos , la desigualdad del mundo que habitamos.

Pero una cosa parece cierta: poco tiene que ver la felicidad con esto. Es algo que está dentro de las personas.

Volver a India





 .

Blog de Colores de India

Suscríbete a nuestro Blog de Viajes, es gratis y recibirás los nuevos artículos en tu mail.

La información será utilizada únicamente para que puedas recibir novedades relacionadas a nuestro sitio web y no será compartida de ninguna forma.

.